Cuidados cardiológicos vinculados
a la quimioterapia

  QUIMIOTERAPIA Y EL CORAZÓN

La quimioterapia y otros fármacos se han creado para combatir directamente al cáncer. Con el aumento de éxito de las terapias contra el mismo, se ha encontrado que estos tratamientos para salvar la vida a veces pueden causar problemas en el sistema cardiovascular. A este efecto se lo denomina cardiotoxicidad.

La cardiotoxicidad puede desarrollarse durante el tratamiento del cáncer o puede ocurrir en cuestión de días, meses o años después del tratamiento, una vez que los pacientes ya están libres del cáncer. El daño al corazón causado por la cardiotoxicidad inducida por la quimioterapia puede reducir la calidad de vida y aumentar el riesgo de muerte por causas de tipo cardíaca.


¿Todos los medicamentos de quimioterapia causan cardiotoxicidad?

No. Pero, es importante hacerse  2 preguntas.

¿Tiene antecedentes de problemas cardíacos?

¿Tiene factores de riesgo para enfermedades del corazón ?

A continuación  hágale a su médico las siguientes 2 preguntas :

¿Mi plan de tratamiento me pone en riesgo de daños cardiacos posteriores (es cardio-tóxico) ?

¿Realiza los estudios necesarios para monitorear la función de mi corazón antes, durante y después del tratamiento?

Los medicamentos de quimioterapia más comunes relacionados con cardio-toxicidad incluyen :

  • Las antraciclinas (una clase de fármacos)
  • Las terapias dirigidas, tales como: anticuerpos monoclonales (trastuzumab) y los inhibidores de la tirosina cinasa
  • Algunos medicamentos de la leucemia y linfomas.



  ¿Qué es la Cardio - Oncología ?

 Un cardiólogo y un oncólogo trabajando juntos pueden determinar el riesgo de un paciente de contraer cardiotoxicidad mediante examenes clínicos y pruebas especiales antes de que comience el tratamiento del cáncer. Si un paciente está en riesgo, el cardiólogo puede poner en práctica medidas para disminuir este riesgo y alertar al oncólogo que luego seleccionará la terapia más adecuada contra el cáncer. Si un paciente comienza a desarrollar signos de cardiotoxicidad durante el tratamiento, el cardiólogo buscará la manera de tratar el mismo sin necesidad de interrumpir el tratamiento. Además, el médico oncólogo puede alterar el plan de tratamiento del paciente. El objetivo de la colaboración de un cardiólogo y un oncólogo en una disciplina conocida como Cardio-Oncología, es maximizar el tratamiento del cáncer, mientras se disminuye al mínimo el daño al corazón.

Dirección: Esq. Av. Crámer 1180, 2do Piso. - Teléfono directo: (011) 3221-8912 - Email: turnos@cardioncologia.com.ar